Las ventajas de envasar vino en baginbox

Es posible que estés acostumbrado al vino en botellas de vidrio oscuro y  tapones de corcho, y que el formato bag in box le transmita que es un vino de mala calidad, para adolescentes y que se compra porque es barato.

Pero la realidad es que esto está cambiando. El vino en caja, o bag in box, ha venido para quedarse, y una de las principales razones son sus beneficios ambientales y económicos.

Y es que a pesar de que haya existido desde hace muchos años, el vino en baginbox ha sido menospreciado. Pero, como ocurre con tantos aspectos de la cultura contemporánea, lo que alguna vez fue viejo y vulgar ahora es actual y moderno. Y es que es un envase que encaja mucho mejor que envases tradicionales con contecptos tan importantes del S.XXI como la sostenibilidad y el impacto ambiental. A continuación, algunas de las ventajas:

1. Costes energéticos menores respecto las botelles

Una de las principales razones de esta tendencia son los beneficios ambientales y económicos de producir, transportar, almacenar y consumir vino de un bag in box.

Aunque el vidrio es reciclable, también requiere mucha energía para producir; en cambio, el plástico y el cartón requieren mucha menos energía para producir.

2. Menores emisiones de dióxido de carbono en el transporte

Las botellas de vidrio son pesadas y su transporte cuesta mucho por mililitro. El transporte de un material pesado como el vidrio no solo es más costoso en términos económicos, sino que también es más costoso para el medio ambiente.

Según un artículo del New York Times, la comparativa resulta de la siguiente manera:

“Una botella de vino estándar de vidrio contiene 750 mililitros de vino y genera alrededor de 5,2 libras de emisiones de dióxido de carbono cuando viaja desde un viñedo en California hasta una tienda en Nueva York. Una caja de 3 litros de baginbox genera aproximadamente la mitad de las emisiones por cada 750 mililitros. Cambiar a vino en caja para el 97 por ciento de los vinos que se elaboran para consumirse dentro de un año reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en aproximadamente dos millones de toneladas, o el equivalente a retirar 400.000 automóviles”.

3. Menos oxidación significa una vida más larga

El sello hermético entre el grifo y la bolsa hace que el vino en bag in box pueda almacenarse durante semanas, una vez abierto, sin que el sabor se vea afectado, mientras que el vino de una botella idealmente debe consumirse en cuestión de horas o días.

4. El vino bag in box es más económico

En lo que respecta al packaging, el vidrio es significativamente más costoso de usar que una caja. Este precio se imputa al producto final por lo que quien lo termina pagando es el consumidor.

Si quieres envasar vino en bag in box, puedes contactar con nosotros aquí. Descubre también nuestras cajas genéricas de vino.

Ir arriba
Solicitar cita

    Cuestiones Técnicas

      Solicita un presupuesto