El futuro del bag-in-box

El futuro del bag-in-box parece brillante

Con un número creciente de empresas que recurren a esta solución de envase sostenible y rentable.

El empaque bag-in-box, también conocido como empaque de bolsa o contenedores intermedios a granel flexibles (FIBC), consiste en una bolsa o bolsa flexible hecha de plástico u otros materiales, colocada dentro de una caja de cartón o tambor. La bolsa normalmente se llena con un líquido o un producto fluido seco, como vino, jugo, jarabe o productos químicos.

Una de las principales ventajas de los envases bag-in-box es su sostenibilidad. Las cajas de cartón y los tambores utilizados en los envases bag-in-box están fabricados con materiales reciclados y se pueden reciclar fácilmente después de su uso. Las bolsas en sí también están hechas de una variedad de materiales, incluidos el polietileno y el polipropileno, que son completamente reciclables. Además, el empaque bag-in-box reduce la cantidad de desechos plásticos generados en comparación con los métodos de empaque tradicionales, ya que utiliza cantidades más pequeñas de plástico y elimina la necesidad de materiales de empaque adicionales, como botellas o latas.

Otro beneficio del bag-in-box es su rentabilidad. Por lo general, es más barato de producir que los métodos de envasado tradicionales y puede generar importantes ahorros de costos para las empresas. El empaque bag-in-box también reduce los costos de envío, ya que es más liviano y ocupa menos espacio que el empaque tradicional.

Además de su sostenibilidad y rentabilidad, el bag-in-box tiene otras ventajas. Es fácil de usar, con pico o grifo para dispensar el producto, y se puede almacenar y transportar fácilmente. También es muy flexible, lo que permite a las empresas envasar una amplia variedad de productos en diferentes tamaños y formas.

Una de las principales tendencias en el envasado bag-in-box es el uso cada vez mayor de materiales sostenibles. Las empresas están recurriendo a materiales biodegradables y compostables, como papel y plásticos de origen vegetal, para reducir su impacto ambiental. Estos materiales se descomponen de forma natural, lo que reduce la cantidad de residuos que se envían a los vertederos.

Envases inteligentes

Otra tendencia es el uso de envases inteligentes, que incluye funciones como etiquetas RFID y códigos QR que brindan información sobre el producto y su recorrido desde la fábrica hasta el consumidor. Esto permite a las empresas rastrear y rastrear sus productos, mejorar la eficiencia de la cadena de suministro y brindar una mejor experiencia al cliente.

La industria de alimentos y bebidas está liderando el camino en la adopción de empaques bag-in-box, siendo el vino, jugo y jarabe algunos de los productos más comunes empaquetados de esta manera. Sin embargo, el empaque bag-in-box también se está utilizando en otras industrias, como las industrias química y farmacéutica.

En el futuro, podemos esperar ver que incluso más empresas recurran al empaque bag-in-box como una solución sostenible y rentable. Con la creciente demanda de envases sostenibles y la creciente adopción de tecnologías de envasado inteligente, el futuro parece prometedor para los envases bag-in-box.

Sostenible y rentable

En conclusión, el bag-in-box es una solución sostenible y rentable que está ganando popularidad entre las empresas de una variedad de industrias. Con sus muchas ventajas, incluida la facilidad de uso, la flexibilidad y el potencial de las tecnologías de envasado inteligente, está claro que el envasado bag-in-box tiene un futuro brillante. Si está interesado en obtener más información sobre el bag-in-box y cómo puede beneficiar a su negocio, lo animamos a que contacte con el departamento técnico o comercial de Cartobol para obtener más información. Nuestro equipo de expertos le brindará toda la información que necesita para tomar una decisión informada sobre esta innovadora solución de envasado.

Ir arriba
Solicitar cita

    Cuestiones Técnicas

      Solicita un presupuesto